Mad Max: Fury Road

Ver esta película es como montar en una montaña rusa. No me daba cuenta de lo intensa que estaba siendo la acción hasta que, ya bien avanzada, me dio el primer descanso. Entonces noté que durante ese rato había estado casi conteniendo la respiración y necesitaba tomar aire. Además, gracias a que la música también se había calmado un poco, pude oir que no era el único que lo necesitaba.

Igual que en una montaña rusa, los descansos en Mad Max no duran demasiado, y enseguida te ves de nuevo bajando a toda velocidad. La película entera es casi una secuencia de acción pura, pero está tan bien hecha que no cansa. Al contrario, te da ganas de ponerte a la cola para volver a montar.

El mundo que George Miller ha creado es una locura, pero la atención a los detalles hace que sea una locura genial y coherente, a su manera. Sería una pena que no se aprovechase con alguna secuela.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s