Fury

Lo primero que me llamó la atención en esta película es la sensación de realismo que transmite. No es que yo sepa de primera mano cómo era el día a día de la tripulación de un carro de combate Sherman, en los últimos meses de la segunda guerra mundial, internados ya en Alemania y después de semanas luchando y de haber perdido al resto de su pelotón; pero no me costó nada ponerme en situación y sentir la opresión, el miedo, la crueldad… Si la guerra no fue así, seguro que se le parecía bastante.

Por eso, habiendo logrado algo tan difícil, cuesta entender que ese realismo se estropee después en detalles inexplicables. Por ejemplo, me resulta difícil creer que las balas que se disparaban en la segunda guerra mundial tuviesen colores. Y en la película los tenían, hasta el punto de que en los tiroteos se podría sustituir a los nazis por los Stormtroopers de la guerra de las galaxias. Pero incluso admitiendo a regañadientes que podrían haber estado usando munición trazadora, lo que no me pude creer fue la épica batalla final. Centenares de soldados de las SS armados hasta los dientes atacan a un solo Sherman, y en lugar de usar los Panzerfaust a distancia, lo mejor que se les ocurre es acercarse y atacar con sus ametralladoras. No es de extrañar que la toma cenital final pareciese sacada del videojuego Commandos, behind the enemy lines, con pilas de cadáveres nazis. Una concesión al público americano, me imagino, pero que para mi gusto hizo que la película no acabase de funcionar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s