Total recall (Desafío total)

Es curioso. Diría que esta versión es mejor a la del 90 en prácticamente todo, y sin embargo, aquella tenía algo que no sé identificar muy bien y que hace que me siga gustando más que esta. Quizá sean unos protagonistas con más carisma (Sharon Stone, Michael Ironside y el mismísimo Chuache) unos efectos especiales que aunque ya resultan un poco anticuados tienen su gracia, o que la rebelión de una colonia en Marte sea más evocadora que la de una colonia en Australia.

O también puede que me guste más porque era una de las pocas películas que había por casa en VHS y la he visto decenas de veces. Eso marca.

Salvo el escenario en el que tiene lugar, la historia es prácticamente calcada. En este caso la Tierra está dividida en dos territorios: la Unión Federal Británica y la Colonia (la antigua Australia) unidos por un ascensor gravitacional. El plan de Cohaagen es invadir la Colonia con una fuerza robótica para la expansión de la federación británica, y para ello el control del ascensor es clave. Douglas Quaid es un trabajador que tras una visita a la compañía Rekall para el implante de unos recuerdos descubre que es en realidad un agente de la resistencia con información para desbaratar el plan de Cohaagen, aunque existe la posibilidad de que todo sea un fallo de Rekall y Quaid esté viviendo una fantasía de la que no puede escapar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s