Skyfall

Había leído buenas críticas de la última de James Bond, pero a me decepcionó un poco. No vi nada que me llamase especialmente la atención salvo el villano, interpretado por Javier Bardem, que consigue algo tan difícil como ganarse también la simpatía del público con su historia. Casino Royale sigue sin ser superada.

Una particularidad de esta entrega es que el personaje de M adquiere un gran protagonismo, hasta casi hacer sombra al mismo Bond. Además se introducen algunos detalles que rompen un poco la nueva continuidad de la saga establecida en Casino Royale. Aquella era una especie de nueva presentación del personaje, y sin embargo en esta descubrimos que tenía guardado el Aston Martin modificado con ametralladoras y demás cacharrada utilizado en Goldfinger. Por otro lado también se presentan otros personajes clásicos como Q (experto en informática en lugar de cachivaches) y Moneypenny, una agente de campo que decide que prefiere el trabajo de oficina en lugar de la acción.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s