Dredd

Violenta, brutal, sangrienta y muy entretenida. Un estilo muy distinto al de la peli de 1995 protagonizada por Sylvester Stallone, que recuerdo mucho más ñoña. Claro que tampoco es que Karl Urban se haya tenido que esforzar mucho más en el rango de expresiones faciales, ya que en todo momento aparece con esta cara:

Juez Dredd cabreado

En este caso Dredd y una joven juez en prácticas con poderes telepáticos acuden a investigar un crimen en una torre que resulta ser la sede de una banda de tráfico de drogas, liderado por una temible mujer llamada Ma-Ma. Su producto estrella es el Slo-Mo, una droga que altera la percepción del tiempo haciendo que transcurra más lentamente.

Me dio que pensar el tema de una juez que sea capaz de leer la mente de los acusados. La sociedad que describe la película, con jueces que actúan al mismo tiempo de policías y verdugos, no es que sea muy garantista. Un juez que a través de la telepatía conociese las circunstancias del crimen podría evitar condenas injustas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s