Prometheus

Por alguna extraña razón esta película se estrenó en España con semanas de retraso, así que cuando fui a verla ya sabía que muchos espectadores y críticos la habían considerado decepcionante. Intenté evitar lo máximo posible todas las críticas y opiniones para ir a verla sabiendo lo menos posible, pero no pude evitar rebajar mucho mis expectativas.

Quizás tenía tantas ganas de que me gustara que llegué a salir del cine convencido de que no era tan mala, pero a medida que le iba dando más vueltas menos me encajaba todo. Lo único que seguía gustándome era el aspecto visual y los efectos especiales, pero todo lo demás se desmoronaba cuando intentaba encontrarle algo de sentido.

Y, finalmente, esta sensación un poco vaga se aclaró cuando leí este genial artículo de Christian Campos en Jot Down.

Lo que zanjó el asunto para mi fue descubrir que el guionista de la película es Damon Lindeloff, uno de los responsables de la serie Perdidos, que considero el mayor engaño de la historia de la televisión. El problema de Prometheus es esencialmente el mismo que el de Perdidos, es decir, la acumulación de un montón de suspense y misterios que jamás llegan a resolverse (o si lo hacen es mediante explicaciones absurdas) unido a un comportamiento irracional de los personajes, que solo se explica por la necesidad de crear más suspense y misterio de forma artificial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s