Mona lisa acelerada

Por fin terminé la trilogía sprawl, de William Gibson; y no sin dificultades. Ha estado bien conocer un poco más el género cyberpunk pero no tengo muy claro que el esfuerzo de leer las tres partes haya valido la pena.

Esta tercera parte continúa en la línea de las anteriores, con una historia enrevesada, distintos hilos argumentales que convergen al final (aunque no siempre se cierran de forma satisfactoria) y un estilo denso, lleno de constantes menciones a conceptos que el autor no se molesta en explicar demasiado sino que se espera que el lector los vaya comprendiendo poco a poco, a lo largo de toda la novela.

En el primero de los hilos se nos presenta a Mona, una chica a la que han operado para parecerse a la estrella de Simestim Angie Mitchell, otro personaje que ya había sido presentado en la segunda parte. El padre de Angie, el experto en biochips Christopher Mitchell, modificó el cerebro de su hija para que esta fuese capaz de acceder a la Matriz sin necesidad de una consola. Angie era capaz de comunicarse con los nuevos seres surgidos en la Matriz, que se manifiestan como dioses vudú, pero desde que se hizo adicta a las drogas que le proporcionaban en su empleo como actriz de Simestim, esta capacidad se encontraba inhibida. Ahora se ha desintoxicado y vuelve a percibir esta presencia. El trabajo de Angie en el Simestim es también la causa de su separación con Bobby Newmark, que retomó sus oscuras actividades como cowboy de consola.

En el segundo hilo, Yumiko, una niña japonesa hija de un jefe de la Yakuza llega a Londres enviada por su padre como medida de seguridad, ante el temor de que le pudiese ocurrir algo. Allí termina bajo la protección de Sally Shears, quien resulta ser Molly, la protagonista de la primera parte de la trilogía. Molly está siendo chantajeada para participar en el secuestro de Angie Mitchell, un plan tras el que se encuentra Lady 3Jane, de los Tessier-Ashpool, otro personaje de la primera novela de la trilogía que reaparece en esta.

En el tercer hilo se nos presenta a Slick Henry, quien vive en una zona desierta, en un lugar llamado la Fábrica donde elabora artefactos mecánicos. Un día llega a la Fábrica un extraño grupo formado por Kid Afrika, un antiguo conocido de Slick Henry, una enfermera llamada Cherry y un hombre postrado en una camilla, con sondas que lo mantienen con vida y conectado con electrodos a un extraño dispositivo. Slick se huele problemas, pero le debe un favor a Kid Afrika así que se ve obligado a ayudar al grupo. Cuando el dueño de la Fábrica, Gentry, lo descubre, empieza a investigar al extraño hombre. Se trata de Bobby Newmark, alias Conde Cero, y el dispositivo al que está conectado es un Aleph, un aparato de tecnología biochip robado que le proporciona un entorno de realidad virtual similar a la Matriz.

Mientras tanto, en lugar de aceptar el chantaje Molly decide cambiar de planes y huir con Angie y Mona. Angie las conduce a la Fábrica, a donde llegan justo cuando los dueños del Aleph están atacando. El resultado final es que Bobby y Angie mueren, aunque sus consciencias se mantienen de forma virtual. Slick se va con Cherry y Mona continúa la carrera de Angie como estrella de Simestim.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s