Thick as a brick

Los años (y quizás los excesos) han afectado mucho a la voz de Ian Anderson, tanto que hoy en día utiliza otro cantante para ayudarle en las partes más complicadas en directo. Pero quien tuvo, retuvo. Una pena que el otro día no tocasen otros clásicos como Aqualung o Bouree.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en música y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s