Komarr

Otra gran historia protagonizada por Miles Vorkosigan, y por una mujer que será muy importante a partir de ahora en la serie: Ekaterin Vorsoisson.

Empieza una nueva etapa. Los días de gloria del almirante Naismith han quedado atrás definitivamente debido a que Miles sufre secuelas de su criogenización que, aunque no suponen un peligro mayor para su salud, sí que le impiden continuar su carrera militar. Ahora debe empezar una nueva vida lejos de los mercenarios Dendarii y centrado en sus responsabilidades como heredero Vorkosigan y como el auditor imperial más joven de la historia de Barrayar.

La primera misión de Miles tras su nombramiento oficial como auditor consiste en acompañar al auditor Vorthys en la investigación de un extraño accidente ocurrido en el espacio cercano a Komarr, que ha afectado al espejo solar utilizado para su terraformación. Durante la investigación, Vorthys y Vorkosigan se alojan en casa de Ekaterin, la sobrina de Vorthys, junto con su marido y su hijo.

El planeta Komarr tiene una gran importancia estratégica para los barrayareses, pues desde él se controla el único punto de acceso a Barrayar desde el nexo de agujeros de gusano que comunica toda la galaxia. Debido a esta importancia estratégica y como castigo por haber permitido el acceso al nexo de las tropas Cetagandanas para la invasión de Barrayar, Komarr fue ocupado y forma ahora parte del imperio barrayarés. Aunque el objetivo del emperador es recuperar la amistad entre ambos pueblos (y lo ha demostrado, entre otras cosas, casandose con una mujer komarresa) Barrayar tiene que enfrentarse todavía a los recelos de algunos Komarreses e incluso a los ataques por parte de la resistencia Komarresa.

De hecho, las investigaciones sobre el accidente acaban apuntando a que ocurrió cuando alguien trataba de probar un nuevo tipo de arma basada en los mismos principios físicos que los agujeros de gusano. El peor temor de Miles es que la resistencia pueda estar planeando utilizar esa arma para bloquear la comunicación de Barrayar con el nexo, lo cual sumiría a Barrayar en otra época de aislamiento similar a la sufrida años atrás, en la que la sociedad Barrayaresa retrocedió hasta algo equivalente a la edad media, y de la que todavía se están recuperando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s