Recuerdos

Tras el clímax de Danza de espejos, la siguiente novela de la serie de Vorkosigan resulta mucho más relajada. En ella Miles reflexiona sobre sus experiencias pasadas y su futuro, y se ve obligado a enfrentarse de nuevo a su faceta de heredero de la familia Vorkosigan, algo abandonada frente a la acción y sus aventuras como almirante Naismith, comandante de los mercenarios Dendarii.

Pero que sea una novela más relajada no significa que sea aburrida. Además de enfrentarse a su futuro, Miles también debe enfrentarse a un misterio que involucra a Simon Illyan, el jefe de SegImp (Seguridad Imperial de Barrayar).

Todo empieza cuando Miles decide participar en una misión con los Dendarii a pesar de no encontrarse completamente recuperado después de las heridas sufridas en Danza de espejos. Durante la misión Miles sufre un ataque que le hace perder la consciencia y accidentalmente dispara a la persona que iban a rescatar. Temiendo que SegImp le aparte de su puesto como comandante de los Dendarii si llegasen a descubrir su estado de salud, Miles decide no mencionarlo en el informe de la misión.

Aún así SegImp lo descubre, y como castigo Miles es apartado de SegImp y de los Dendarii. Miles no podrá ser el almirante Naismith nunca más, y esto le sume en una gran tristeza. Al verse obligado a reflexionar sobre su futuro, Miles se da cuenta de que en realidad el almirante Naismith estaba condenado a desaparecer tarde o temprano, y que es hora de asumir su definitivo papel de heredero y futuro conde Vorkosigan.

Mientras Miles empieza a acostumbrarse a su nueva condición, algo extraño empieza a ocurrir con Simon Illyan, el jefe de SegImp. Duv Galeni (amigo de Miles desde que se conocieron en la Tierra, y ahora miembro también de SegImp) avisa a Miles de un extraño comportamiento por parte de Illyan, seguramente relacionado con el implante de memoria eidética que éste posee y que hasta ahora le permitía recordar absolutamente todo lo que veía y escuchaba.

Algo falla con la memoria de Illyan y Miles sospecha que es un sabotaje, pero no puede hacer nada ahora que ya no pertenece a SegImp. Como último recurso Miles acude a pedir ayuda al emperador, amigo de la niñez de Miles, y este decide nombrarlo auditor imperial temporalmente. Ser auditor imperial es un gran honor y una gran responsabilidad, ya que sus órdenes y decisiones tienen la misma fuerza que las del mismo emperador. Esto permite a Miles investigar el misterio y resolverlo de forma brillante.

En vista del éxito de Miles, sus servicios previos en SegImp, y tras consultarlo con los demás auditores imperiales, el emperador decide conceder a Miles el puesto de auditor de forma permanente. La persona más joven que nunca ha conseguido ese poder.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Recuerdos

  1. barbaravb dijo:

    Esta es una de mis novelas favoritas de la saga de los Vorkosigan. Me encanta la investigación delirante que lleva a cabo, donde es a la vez el principal sospechoso, y con la víctima pidiéndole que lo remate.

  2. Manu dijo:

    Sí, la parte de la investigación es muy buena. Después del mal trago que pasa Miles supongo que la autora quiso relajar la historia un poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s