La ira de los justos

Después de luchar con los zombies en Pontevedra y Vigo, en la primera parte, y en Madrid y las islas Canarias, en la segunda, resulta natural que la tercera parte, la conclusión, tenga lugar en un escenario más internacional, en particular en los EEUU. Sin embargo, precisamente por esto se pierde uno de los detalles más interesantes de toda la saga Apocalipsis Z, que es el situar una clásica historia de zombies en un escenario familiar para los Españoles y que incluya nuestra idiosincrasia (por ejemplo, el conflicto de la segunda parte entre los froilos y los republicanos es un toque realmente genial, e inexportable). Quizás por eso esta historia me ha parecido la más floja de las tres.

El protagonista, Lucía y Viktor “Prit” Pritchenko huyen de las islas Canarias en un barco de recreo, y durante una tempestad son rescatados por un petrolero cuya misión es abastecer a la única ciudad del mundo civilizado que ha podido sobrevivir a la plaga de los zombies. Cuando llegan allí descubren que la contrapartida de vivir en una ciudad con comodidades es que su alcalde es un fundamentalista cristiano que no duda en enviar a la muerte a mejicanos y negros para mantener la envidiable situación de los demás, a los que tampoco les parece muy mal este trato. Solo un grupo está en contra de la política del alcalde, los que se hacen llamar los justos. Otra de las cosas que comparten los justos, es que son portadores del virus, pero no desarrollan la enfermedad que los transforma en zombies gracias a una droga que es racionada de forma cruel por el alcalde.

Cuando la rebelión de los justos comienza, un invitado inesperado pone las cosas incluso más interesantes. Al parecer no solo una ciudad, sino un país entero, también había podido sobrevivir a la plaga gracias a su férreo control de las fronteras y su aislamiento del resto del mundo: Corea del Norte. El problema es que se están quedando sin petróleo, así que el amado líder ha enviado una expedición.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La ira de los justos

  1. Jose dijo:

    Mi estimado Blogger,seria tan amable de facilitarme un ejemplar de La Ira de los Justos en formato PDF? (si la tuviera) en mi pais,imposible encontrar versiones impresas y digitales las busq por cielo y tierra y sumado a la desaparicion de Megaupload,me fue imposible dar con el final de esta trilogia,saludos coordiales,esperando su ayuda,saludos desde Bolivia
    Atte.José

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s