No habrá paz para los malvados

Me gustó mucho esta película. José Coronado lo borda, y el que esté ambientada en España le da un toque muy especial, con detalles como que la persona que lleve la investigación sea una juez, o localizaciones que resultan muy familiares. Estamos acostumbrados a que este tipo de películas sean americanas, con sus fiscales del distrito, sus policías, sus jueces, y es fácil olvidar que en otros países las cosas funcionan de otra forma.

José Coronado es Santos Trinidad, un policía agresivo, alcohólico y acabado, que en una noche de borrachera termina por asesinar a tres personas en un prostíbulo en el que se niegan a servirle una copa. Limpiar el rastro del crimen no es problema para alguien que conoce el oficio, pero un testigo consigue escapar y eso es un cabo suelto que no puede permitir.

El rastro del testigo lleva a Santos por los bajos fondos de Madrid, donde se mueven las mafias y los traficantes de drogas, pero el tipo resulta extrañamente escurridizo y difícil de encontrar incluso para Santos. Su pista acaba relacionándolo con un misterioso personaje conocido como El Ceutí, un criminal relacionado con el islamismo, al que todo el mundo hace fuera de España pero que ha vuelto sin que la policía se haya dado cuenta.

Mientras tanto, la juez Chacón y el inspector Leiva investigan el crimen del prostíbulo, y aunque les faltan las pruebas que Santos ha ido eliminando, acaban llegando también a la pista del Ceutí y a Santos como sospechoso del crimen. Lo que ni la juez ni Santos sospechan es la gravedad de los planes del Ceutí, y las consecuencias que puede tener la intervención de Santos para asesinar al testigo de su crimen.

Por cierto, no es que vaya mucho por el Islazul, pero cuando vuelva no creo que lo vea con los mismos ojos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No habrá paz para los malvados

  1. Emilio dijo:

    Creo que se trata de una película bien hecha y de una gran interpretación de Coronado. Parece que los grandes papeles masculinos hayan de ser personajes de este tipo, al menos en el cine español, pero ese es otro cantar. En cuanto a la relación entre la juez y la polícia es interesante porque revela no sólo una realidad del día a día de nuestra sociedad, también porque refleja las nuevas relaciones de poder en una sociedad como la nuestra donde la mujer ocupa espacios en los que hasta hace poco no estaba presente. No deja por eso de ser significativa la limpieza que rodea a todo lo relacionado con la juez, la llamada de su hijo le da por lo demás el toque humano que redondea su actuación y la llena de humanidad, frente a todo lo demás particularmente el extremo que representa Santos Trinidad. También desde el punto de vista del género la película es interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s