El juego de los Vor

Otra novela genial y divertida, con una trama que Bujold es capaz de hilar y resolver como nadie.

Miles ha conseguido graduarse en la prestigiosa academia militar de Barrayar. Sus limitaciones físicas parecían haberle condenado a no poder seguir la tradición familiar de los Vorkosigan, pero la intervención del emperador tras los acontecimientos de El aprendiz de guerrero le permite ingresar. Esto no ayuda a mejorar la imagen de Miles frente a los demás cadetes y oficiales de ser un privilegiado, pero para él es suficiente con que el emperador y, sobre todo, su padre, sepan la verdad.

Su primer destino tras la graduación es una prueba. El punto débil de Miles como soldado, más que la fragilidad de sus huesos, es su inteligencia y su actitud hacia sus superiores. Miles supera a la mayoría de los oficiales en inteligencia y capacidad estratégica, pero debe aprender a obedecer sus órdenes igualmente.

A Miles se le destina como oficial meteorológico a una base en la remota isla de Kyril, en la zona polar del planeta, donde se encuentra con un clima inhóspito tanto fuera como dentro de la base. El comandante de la base, un tipo despreciable, lo ve como un claro caso de nepotismo, por no hablar de sus prejuicios hacia los mutantes, todavía muy arraigados en la sociedad de Barrayar y en el ejército en particular. De nada sirve que Miles en realidad no sea mutante, la hostilidad hacia él es enorme.

Tras un incidente en el que desobedece una orden directa para ponerse del lado de otros soldados, Miles es enviado de vuelta a la capital para recibir su castigo. Sin embargo su padre, el primer ministro de Barrayar, y el jefe de seguridad imperial, Simon Illyan, saben que obró de forma correcta, así que en lugar de eso le asignan un destino en el servicio de seguridad imperial, el único en el que Miles podría encontrar un oficial dispuesto a tenerle bajo su mando. Su nueva misión es investigar unas extraños movimientos que están teniendo lugar entre los enemigos de Barrayar y que podrían suponer un peligro estratégico.

Miles viaja acompañado de otro oficial que parece competente y esta vez está dispuesto a comportarse como un buen subordinado, pero la casualidad de nuevo lo impide. En una intervención en la que se hace pasar por contrabandista, Miles es encerrado en un calabozo. Allí se encuentra nada menos que con Gregor Vorbarra, el emperador de Barrayar y amigo de su niñez. Al parecer el emperador decidió fugarse de palacio durante un mal momento anímico, con tan mala suerte que fue capturado, aunque sin que sus captures supieran su identidad. Su destino es convertirse en una especie de esclavo en Hegen, pero Miles va a intentar impedirlo.

Miles viaja como polizón en la misma nave que el emperador y al llegar a su destino se encuentra con más problemas. Existe una conspiración Cetagandana para atacar a Barrayar en la que están involucrados el antiguo comandante de la base de Kyril y una misteriosa mujer llamada Cavilo, hermosa y tan dotada para la estrategia como el propio Miles, que aparentemente ha conseguido seducir al emperador. Por otra parte, los mercenarios Dendarii se encuentran también en el lugar y Miles descubre que la ausencia del almirante Naismith, el alter ego de Miles, durante la instrucción de este en la academia ha permitido a su antiguo jefe, el almirante Oser, recuperar su control.

Así que Miles se ve de nuevo sumergido en una compleja trama en la que debe retomar su identidad de almirante Naismith, librarse del almirante Oser y dirigir a los mercenarios Dendarii en el bloqueo del ataque Cetagandano a Barrayar, pero al mismo tiempo también debe proteger al emperador, librarlo de la influencia de Cavilo, que planea convertirse en emperatriz, y evitar que se descubra que ha sido capturado.

Nada que Miles no pueda conseguir, por supuesto, aunque con un poco de ayuda de su padre que acude con una flota que le ayuda en la batalla. Finalmente se decide que el destino de Miles a partir de ese momento sea servir en el servicio de seguridad imperial, bajo las órdenes directas de Illyan, para tomar su identidad de almirante Naismith y dirigir a los mercenarios Dendarii en misiones secretas para Barrayar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s