Dr. Bloodmoney

Tengo unas cuantas novelas pendientes de comentar ya desde el año pasado. Se descuida uno y se acumulan los borradores…

La primera es Doctor Bloodmoney, de Philip K. Dick. que según la wikipedia también se tituló en España como Doctor Moneda Sangrienta.

Es una novela poco conocida y me pareció más floja que otras que he leído de Dick. Toca un tema parecido al de Fluyan mis lágrimas, (aunque Bloodmoney es anterior) en el que algún personaje es capaz de modificar la realidad de los demás. Mientras que en aquella era una persona la que adquiría esa facultad gracias a una droga, en esta son varios personajes los que lo consiguen gracias, por ejemplo, a una mutación, o a un trastorno psiquiátrico.

La verdad es que me ha resultado un poco difícil entender la novela. La impresión que me queda de las novelas de Dick que he leído hasta ahora es que abundan las tramas complejas e irregulares. Muchas veces me resulta complicado entender cómo encaja en la novela un determinado pasaje y casi parece que Dick no sabe a dónde quiere llegar y simplemente va escribiendo lo que se le ocurre. Quizás quiera transmitir esa sensación a propósito, para darle un toque onírico, o a lo mejor tiene que ver con su interés por el funcionamiento de la mente y los efectos de las drogas sobre la consciencia. Dick admitió haber escrito todos sus libros anteriores a 1970 bajo los efectos de las anfetaminas, y creo que eso explicaría esa sensación de divagación que me da.

Me va a resultar difícil resumir la historia pues intervienen muchos personajes cuyas vidas se cruzan a lo largo de varios años. Los más importantes son el propio Doctor Bloodmoney (Bruno Bluthgeld), un científico que ha quedado trastornado por ser el causante de un accidente nuclear que provoca mutaciones en todo el mundo, y uno de esos mutantes, Hoppy Harrington, un focomelo con poderes de telequinesia, capaz de reparar cualquier artefacto electrónico.

También está Walter Dangerfeld es un astronauta que se dirige junto con su mujer a Marte, pero antes de que su cápsula pueda escapar de la órbita terrestre se produce un ataque nuclear a escala mundial (aparentemente causado por la trastornada mente de Bloodmoney, que es capaz de alterar la realidad, aunque esto no queda demasiado claro) que le deja atrapado y condenado a girar alrededor de la Tierra junto con el cadáver de su mujer, que se suicida en cuanto descubre el desastre.

Gracias a que la radio de la cápsula todavía funciona, Dangerfeld puede emitir hacia la Tierra y su voz y la música que lleva en la cápsula se convierten en la esperanza de los pocos supervivientes que pueden recibir su emisión.

Los demás personajes sobreviven como pueden en una Tierra post-apocalíptica, en las ciudades o en pequeñas comunidades en los campos. De una forma o de otra sus vidas se cruzan, aunque eso no parece que lleve a ninguna parte. La historia termina cuando Hoppy(que aunque al principio atrae la simpatía luego se revela como un psicópata) se intenta aprovechar del mal estado de salud de Dangerfeld (¿quizás causado por el mismo Hoppy?) para suplantarle y emitir en su lugar gracias a una gran antena que ha construido, pero es descubierto.

Los problemas cardíacos de Dangerfeld podrían ser de origen psicológico y un terapeuta intenta usar el equipo de Hoppy para ayudarle a que pueda seguir emitiendo. Es un final abrupto, que apoya mi sensación de que Dick iba escribiendo cosas según se le ocurrían y paró simplemente porque tenía que poner el final en algún sitio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s