Fluyan mis lágrimas, dijo el policía

Elegí esta novela en concreto porque es la que Dick menciona en su ensayo Cómo construir un universo que no se derrumbe a los dos días, una lectura fascinante sobre lo que Dick entendía acerca de la naturaleza de la realidad. Al parecer, tiempo después de escribir la novela Dick descubrió que algunos pasajes coincidían exactamente con fragmentos de la Biblia, y no sólo eso, sino que él mismo acabó viviendo esos mismos pasajes. Estas coincidencias le perturbaron y le obligaron a buscar una explicación que seguro que a algún psiquiatra le resultaría muy interesante. Dick parece encontrarse muy cómodo caminando en la línea que separa la cordura de la locura, lo cual resulta muy conveniente para un escritor de ciencia ficción.

Por ejemplo, el protagonista de la novela, Jason Taverner, es un conocido artista que de un día para otro deja de existir. No desaparece su cuerpo físico, ni su mente, pero sí su identidad. ¿Acaso víctima de la locura?

Después de un ataque de una amante despechada, Taverner se despierta en un motel destartalado y descubre que nadie le conoce. Es una persona anónima en unos EEUU convertidos en un estado policial, en el que una persona sin identificación está condenada a terminar en un campo de trabajo. Por suerte Taverner encuentra a Kathy, una joven falsificadora que le proporciona la documentación que necesita, a pesar de ser informadora de la policía.

Estos le acaban atrapando, a pesar de la calidad de las falsificaciones, pero la misma ausencia de cualquier rastro en los archivos policiales despierta las sospechas del agente Felix Buckman. Nadie es capaz de eliminar su rastro de esa forma a no ser que sea muy poderoso, así que Buckman lo libera con intención de vigilarlo.

Taverner encuentra a una antigua amante, con la que tiene una profunda reflexión sobre el amor y la vida, y justo después es capturado de nuevo. En la comisaría conoce a Alys, la hermana de Buckman. Un extraño personaje, una mujer lesbiana, que también mantiene una relación incestuosa con su hermano Félix. Alys se lleva a Taverner a su casa, mientras poco a poco empieza a recordar la identidad de Taverner. Aparece alguno de sus discos… todo empieza a recobrar la normalidad.

Alys invita a Taverner a tomar mescalina. La dosis es excesiva y, Taverner, trastornado, ve el cadáver de Alys en un estado avanzado de descomposición y huye. Se encuentra con una alfarera, Mary Ann, que le ayuda con su conversación a recuperar poco a poco la normalidad; y mientras los efectos de la mescalina desaparecen, su identidad se recupera completamente.

La solución al misterio está en Alys. La droga que ella tomó no era mescalina, sino una nueva droga experimental cuyo efecto es la desconexión de la mente de la realidad, y la creación de realidades alternativas, latentes. A través de la mente de Alys, afectada por la droga, Taverner, Buckman y los demás personajes que se relacionaban con ella se vieron arrastrados a una realidad en la que Taverner no existía. El cadáver que Taverner había visto era realmente el de Alys, muerta a causa de la droga, y una vez desaparecida los efectos sobre Taverner acabaron difuminándose.

O sea, que una droga altera el funcionamiento de la consciencia de Alys, y los efectos de esta consciencia alterada acaban trasladándose a la realidad. Yo diría que esto tiene mucho que ver con la teoría cuántica… Desde que leí El Enigma Cuántico entiendo un poco mejor la insistencia de Dick en escribir sobre la dificultad de distinguir entre lo que es real y lo que no.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fluyan mis lágrimas, dijo el policía

  1. Pingback: Fluyan mis lágrimas, dijo el policía | Rescepto indablog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s