Enterrado

Esta una película muy original, que supongo que habrá costado muy poco de rodar, pues transcurre integramente en el interior de un ataud. Y, pese a ello, está muy lograda; y la sensación de claustrofobia no es tan grande como pueda parecer, gracias, creo, a la posición de las cámaras.

No hay nada más. Hora y media viendo unicamente al protagonista enterrado en un rústico cajón de madera. Junto con un movil, un mechero, una petaca y unos palitos de luz, de los que se encienden al doblarlos. Eso, y un poco de habilidad al escribir el guión es suficiente para mantenerte enganchado.

Nunca el ver un indicador de batería baja fue tan angustioso, ni conseguir cobertura fue tan vital. Y sí, tiene cobertura gracias a que la profundidad no es muy grande, pero eso no sirve de nada si no te pueden localizar por encontrarte en un lugar un poco especial: en pleno Iraq, bajo la arena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s