Caída libre

Después de leer Aprendiz de guerrero hace unos meses, he decidido empezar la saga de Miles Vorkosigan por orden cronológico.

El primer libro es este Caída libre, cuya historia tiene lugar en el mismo universo, aunque siglos antes de que naciese el protagonista de la saga. La autora demuestra que domina muy bien el estilo de la clásica space opera y la idea que plantea es muy interesante, aunque la ausencia de Vorkosigan se nota mucho y no es ni de lejos igual de entretenido que Aprendiz de guerrero

En esta novela el protagonista es el ingeniero Leo Van Graf, que es destinado por su empresa a una estación orbital en el planeta Rodeo para dar un curso de soldadura en el espacio. Graf descubre dos cosas nada más llegar: que el director de la estación (a la que llaman el hábitat) es un capullo llamado Van Atta que estuvo a su cargo años atrás, y que los alumnos a los que va a enseñar a soldar no son exactamente humanos. La fuerza de trabajo en el hábitat son los cuadrúmanos. Seres iguales a los humanos salvo por el pequeño detalle de que tienen cuatro manos, lo cual resulta mucho más útil en condiciones de caída libre que las tradicionales dos manos y los dos inútiles pies.

Graf enseguida coge cariño a los cuadrumanos, que son buena gente. Sin embargo Van Atta no los trata nada bien y además está en su derecho, pues los cuadrumanos son considerados como propiedad de la empresa que hizo el desarrollo genético. Su condición es igual que la de tantos esclavos a lo largo de la historia, cosa que Graf no acaba de aceptar. La paciencia de Graf se agota cuando descubre que en realidad el proyecto en el planeta Rodeo va a ser cancelado por no ser rentable y que como consecuencia la empresa va a desmantelar todo el material desplegado allí, incluyendo a los pobres cuadrumanos, que en su mayoría no son más que adolescentes.

Graf es incapaz de aceptar este crimen y pese a su caracter tranquilo decide sacrificarse y liderar un plan para salvar a los cuadrúmanos, aunque eso suponga que nunca más podrá volver a su hogar. Utilizando sus conocimientos de ingeniería y la habilidad de los cuadrúmanos consigue acoplar varios modulos del habitat a una nave de salto robada por un comando cuadrúmano con la que planea escapar y establecer una colonia en la que vivir en paz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s