Los hombres que no amaban a las mujeres

He aprovechado que estaba esta peli en la cartelera para meterme por fin en la saga Millenium, de Stieg Larsson.

La verdad es que, si hay que juzgar el éxito de un libro por la cantidad de gente que se ve en el metro leyendolo, los de esta saga serían los ganadores por goleada, seguidos, quizás, por Crepúsculo. Yo todavía no me había animado a unirme al club, por varias razones, pero sobre todo por una tan prosaica como que hay muchos libros interesantes que tienen ediciones de bolsillo más baratas que estos. Uno de los problemas que tienen los super-éxitos editoriales es que se suele aprovechar la demanda para mantener los precios altos, y la costumbre española de comprar libros de tapa dura para regalar, no ayuda.

Bueno, pues la película me pareció bastante buena. Mantiene la intriga hasta el final, pero lo mejor es el personaje de Lisbeth Salander, la hacker,  que me ha parecido el verdadero descubrimiento de esta historia.

Lisbeth trabaja para una empresa de seguridad que le ha encomendado investigar a Mikael Blomqvist, el director de la revista Millenium. Éste atraviesa un momento difícil por las acusaciones de que una información publicada sobre un empresario era falsa, pero Lisbeth sabe que se trata de una trampa. De todas formas, eso no evita que Blomqvist sea condenado.

Basandose en esa información que Lisbeth obtiene sobre Blomqvist, que le avala como buen investigador, el ex-director de un importante grupo empresarial, Henrik Vanger, decide contratarlo para investigar la desaparición de Harriet Vanger, su sobrina, hace décadas. Henrik recibe todos los años un marco con un tipo diferente de planta disecada, el mismo regalo que le solía hacer su sobrina antes de desaparecer, y Henrik cree que es su asesino quien se los sigue enviando, por eso contrata a Blomqvist.

Blomqvist inicia su investigación, en la que se ven involucrados el resto de miembros de la familia Vanger, y descubre que varios de ellos tienen un oscuro pasado relacionado con el nazismo. Además, también descubre unas extrañas anotaciones que hizo Harriet antes de desaparecer, que es incapaz de descifrar…

… hasta que Lisbeth le ayuda.

Hasta ese momento, mientras Blomqvist avanza en su investigación, Lisbeth, que sigue algún tipo de programa sueco de libertad condicional, tiene que enfrentarse a su nuevo tutor, que resulta ser ni más ni menos que un violador que la amenaza con escribir malos informes sobre ella si no accede a sus demandas. Una vez que se deshace de él (de forma bastante impactante) continúa vigilando la actividad de Blomqvist y sus investigaciones y, cuando ve que éste no puede descifrar las pista más importante sobre el paradero de Harriet, decide ayudarle, pese a que eso supone descubirse a ella misma y poner en evidencia que le había estado espiando hasta ese momento. Blomqvist, sin embargo, acepta la ayuda, y ambos descubren que en la misma época en la que desapareció Harriet, otras chicas sufrieron muertes relacionadas con la ideología nazi, lo cual confirma que alguno de los familiares de Harriet está tras su desaparición.

Pese a que la trama es interesante, yo diría que Lisbeth Salander es el centro de toda la película. Una chica extraña, gótica, llena de piercings y tatuajes, experta en informática (aunque usa un Apple) y que cumple condena por un crimen que cometió siendo niña. Todo el tiempo está presente el misterio que la rodea a ella y a su pasado. Me imagino que siente la necesidad de ayudar a Blomqvist porque, de alguna forma, eso le sirve para vengar a todas las mujeres víctimas, igual que ella misma. Además, en él encuentra una figura masculina positiva, que la respeta y que, por lo que sabemos de su vida, puede que no hubiese tenido hasta ese momento.

Espero ya la segunda parte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cine y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los hombres que no amaban a las mujeres

  1. barbaravb dijo:

    Aún no he ido a ver la peli, aunque sí he leído los libros (estoy esperando a que salga el tercero).
    La trama está muy bien, aunque literariamente no sea una joya. En los libros, el personaje de Lisbeth, que ciertamente es el más interesante, llega a parecer un poco superhéroe de comic, de tan bien que lo hace todo y de cómo se libra de las situaciones más peligrosas. ¿Pasa lo mismo en la peli?

    • Manu dijo:

      Pues sí, Lisbeth tiene detalles de héroe de cómic. Parece que tiene recursos para librarse de todos los peligros, aunque tiene también un punto vulnerable. Ya digo que no he leído el libro, pero me da la impresión de que la película debe de ser bastante fiel a la historia original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s