¿Algún economista en la sala?

Por si la mezcla de temas que trato aquí no resultase lo suficientemente rara, hoy me apetece hablar de economía.

Desde hace unos meses me he encontrado con mucha información sobre cómo funciona el sistema monetario, por ejemplo, en vídeos, artículos sobre la crisis financiera o en alguna novela. Esto es un resumen de lo que me he encontrado y rogaría que si algún economista, o cualquiera que sepa de esto, encuentra algo que no sea correcto, por favor me lo aclare.

Normalmente uno no se plantea cómo funciona este sistema, más allá de la típica pregunta que suelen hacer los niños. Eso de: “si hay tanta falta de dinero por la crisis ¿por qué no se fabrican más billetes?”

Esa pregunta suele contestarse con alguna vaguedad, en el mejor de los casos, y el niño curioso aprende que, simplemente, debe aceptar que no se puede, porque gente que sabe mucho dice que que no se puede. Más tarde, cuando eres un poco más mayor, te enteras de que existen unas cosas llamadas inflación, IPC, tipos de interés, Banco Central… pero las preguntas básicas siguen ahí latentes: ¿qué narices es el dinero? ¿cómo es posible que un papel valga algo?

Esto me hace preguntarme: ¿por qué la economía ha sido ignorada de esa forma en la enseñanza? ¿Por qué no he aprendido estas cosas en la escuela? ¿Cómo es posible que haya podido estudiar un año de música o latín y, sin embargo, no haya recibido ningún curso de economía básica ni en EGB ni en BUP ni en COU? ¿Alguien me puede decir si los alumnos de la ESO han tenido más suerte que yo?

Volviendo al tema. Un papel tiene valor porque el Estado dice a sus ciudadanos que deben aceptarlo como pago por bienes y servicios (los cuales sí tienen valor real). Es lo que se llama dinero fiduciario.

El euro y el dólar son monedas fiduciarias, aunque el dólar lo es desde hace no mucho. Al final, su único valor es que con esas monedas se pueden comprar los bienes y servicios que se produzcan en los paises que las utilicen de forma oficial. El valor de una moneda fiduciaria está respaldado básicamente por la riqueza del país que la utiliza y la confianza en que esa riqueza se mantendrá en el futuro.

En general, para adquirir algo que alguien me ofrezca tengo dos opciones. Puedo hacerlo a cambio de algo que yo tenga y que interese al vendedor (trueque), o a cambio de dinero. ¿Y dónde consigo el dinero? pues vendiendo algo que yo tenga a otra persona, una propiedad o mi tiempo y esfuerzo, o pidiendo prestada la cantidad de dinero necesaria. Si aplicamos este razonamiento recursivamente a todas las personas, nos encontramos con que no existe ningún dinero en el sistema hasta que alguien lo pida prestado a la fuente original.

Reconstruyamos el proceso de creación de dinero a partir de este punto. No existe ningún euro en circulación, pero la gente necesita dinero para no tener que recurrir al trueque en todas sus transacciones. Aquí hace su aparición el Banco Central Europeo, encargado de emitir los euros. Digamos que el Banco Central Europeo emite 100 euros. Los clientes del Banco Central Europeo son los bancos comerciales, que pueden adquirir esos 100 euros a cambio de un interés, digamos un 1%. El BCE espera recibir los 100 euros que prestó más 1 euro de interés al cabo de un tiempo.

Imaginemos que el Banco A adquiere la totalidad de esos 100 euros. Su objetivo es prestar a su vez ese dinero a los clientes que lo necesiten a cambio de un interés. Ese es su negocio, pero como debe pagar 1 euro a su proveedor, el interés que tiene que cobrar a sus clientes a será mayor para poder obtener algún beneficio.

Agarraos que vienen curvas. Supongamos que Alicia necesita 100 euros y acude al Banco A a pedir un préstamo. El Banco A se lo concede, con un interés, digamos del 10%, y Alicia se va con su dinero. ¿Cuánto dinero queda en poder del Banco A?

La respuesta es: 100 euros

¡Magia!

Ahora Benito acude también al Banco A a por un préstamo de 100 euros. El Banco A se lo concede con el mismo interés que a Alicia. ¿Cuánto dinero queda en las arcas del Banco A?

La respuesta es: 100 euros, de nuevo.

¿Qué está pasando aquí? pues que los bancos comerciales funcionan según un sistema de reservas fraccionarias, bajo la supervisión de los bancos centrales de cada país. Esto quiere decir que por cada euro que obtienen se les permite prestar N euros, por ejemplo, N = 9. Con este sencillo truco el Banco A puede poner en circulación hasta 900 euros creados… de la nada; o como dicen los ingleses: sacados de un pozo de tinta, porque ni siquiera tiene que tener forma de monedas o billetes si se maneja como una transferencia o cheque.

Y esto no acaba ahí. Digamos que Alicia utiliza 50 euros para comprar ropa en la tienda de Carolina, ésta utiliza 20 para pagar sus gastos, e ingresa 30 en el banco B. Ahora el Banco B tiene 30 euros que puede prestar otras N veces, y así sucesivamente.

Finalmente, por cada euro que los bancos sacan de sus pozos de tinta (aunque hoy en día más bien son pozos de bits), esperan cobrar el correspondiente interés. Imaginemos que el Banco A, la fuente de todo el dinero, decidiese cobrar su deuda. En total ha prestado 900 euros, pero esperaría cobrar 990. La pregunta es: ¿de dónde van a sacar estos 90 euros sus clientes para pagarle? ¿No habíamos quedado en que solo se pusieron 900 en circulación? Eso solo puede significar que alguno de sus clientes no podrá pagarle y quebrará. Esto es inevitable. El sistema es inherentemente inestable e insostenible. Todos estamos jugando al juego de las sillas ya que es imposible pagar los intereses de todo el dinero que hay en circulación.

Resumiendo,

  • Los bancos crean dinero de la nada.
  • Este dinero tiene valor gracias a la riqueza que produce la gente que utiliza ese dinero.
  • Los bancos cobran intereses por ese dinero a la gente que le dio valor en primer lugar.
  • Es imposible saldar la deuda con los bancos a largo plazo.

¿Alguien me puede explicar dónde está el fallo de mi exposición? En caso de que no haya ningún fallo, ¿alguien me explica quién ha permitido a los bancos montar este negocio?

 

Editado: efectivamente hay un fallo. No es cierto que se preste N veces cada euro depositado sino que, de cada euro que se deposita en un banco, 1/N queda  en reserva y el resto se presta. Lo que ocurre es que esa parte que se presta se puede depositar en otro banco que, a su vez, repetirá la operación, y así sucesivamente. Al final del proceso, si tenemos en cuenta todos los bancos por los que ha ido pasando, la cantidad de dinero circulando es superior a la emitida por el Banco Central originalmente, con lo que la esencia del post se mantiene.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Algún economista en la sala?

  1. Plutarco dijo:

    Sin ser economista, pero interesado en estos temas, yo también me he hecho reflexiones similares a las tuyas. Igual que a ti, me llama la atención que en España se haya fomentado el FEN (Formación del Espíritu Nacional), la Religión (siempre católica), o se desee una Educación para la Ciudadanía bajo los paradigmas de lo políticamente correcto, pero se mantenga a los alumnos de la ESO ajenos a los secretos de la economía. En el caso de mis dos hijos he tenido que compensar esa ignorancia, explicándoles que el ahorro es virtud y las tarjetas de crédito conducen a la perdición. Tienen claro que bancos=caca, pero al mismo tiempo reciben mensajes consumistas del complejo bancario-político-inmobiliario español (el equivalente al famoso complejo militar industrial del que ya advirtió Eisenhower a los estadounidenses), que probablemente pongan a prueba mis enseñanzas.

    Tu exposición está basada en el sentido común. Y estas reflexiones que surgen entre mucha gente, están llevando a recordar las palabras de Thomas Jefferson, que empiezan a circular ampliamente por Internet, y que parcialmente, responden a tu última pregunta:

    “If the America people ever allow private banks to control the issuance of their currencies, first by inflation and then by deflation, the banks and corporations that will grow up around them will deprive the people of all their prosperity until their children will wake up homeless on the continent their fathers conquered.”

    Lo que describió a finales del XVIII ya ha pasado hace años en Occidente. Creo que de nuevo el libro La rebelión de Atlas, que describe a dónde conduce una economía basada en el capitalismo de Estado, ofrece una visión alternativa: basar la economía en el libre intercambio de bienes y servicios reales, ajenos a las especulaciones financieras. Paradójicamente, Alan Greenspan, discípulo de la autora de ese libro, Ayn Rand, respaldó, con la complicidad de políticos de todos los colores, los instrumentos especulativos que están detrás de todo lo que estamos padeciendo: los derivados.

  2. Plutarco dijo:

    Una apostillas a mi post anterior. Las palabras que se atribuyen a Jefferson parece ser que nunca fueron pronunciadas por el, según he podido comprobar en su archivo digital (http://etext.lib.virginia.edu/jefferson/), pero están circulando por Internet, sobre todo en vídeos conspiranoicos sobre la actual crisis. Las pongo pues en el congelador, aunque me ratifico el el resto de los aspectos comentados.

  3. Manu dijo:

    Yo también había visto esa cita, creo que en el video de Zeitgeist, Addendum Lo peor de todo es que aunque me puse a ver ese vídeo con mucho escepticismo, todo lo que cuenta sobre el funcionamiento del sistema monetario lo vi repetido y confirmado en muchas otras fuentes. No se si es cierta la conspiración de los magnates de la banca, pero una vez que llegas a atisbar cómo está funcionando todo el sistema, parece menos descabellado que pudiese ocurrir algo así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s