Dogmas

Siempre pienso que yo no valdría para tertuliano. Basta oir o ver cualquiera de esos debates en la radio o la televisión, aunque sólo sea unas pocas veces, para identificar rápidamente qué posición ocupa cada uno de los participantes y saber que no se moverán. Podría ser que los eligiesen precisamente por eso, pero creo que en realidad no son más que una muestra de algo generalizado y que la forma de pensar de la mayoría de la gente encajaría mejor con esa forma de pensar que con la mia.

Me refiero a que no me imagino a ninguno de esos tertulianos cambiando su  opinión después de escuchar un argumento (en el supuesto de que no se interrumpiesen cada dos por tres)

Tertuliano 1: Creo que la última medida del gobierno está mal, por <razón 1> y <razón 2>
Tertuliano 2: Tienes razón, no lo había visto así. Ya no tengo tan claro lo que pensaba.

Sin embargo para mi esta situación es lo más normal del mundo. He tenido varios giros copernicanos en mi forma de pensar sobre varios asuntos y no descarto que pueda tener muchos más, incluso en los mismos temas, siempre que me den argumentos de peso. También hay muchos otros asuntos en los que tenía una opinión clara mientras que ahora ya no estoy tan seguro, y viceversa.

Quiero pensar que esta forma de actuar es la correcta. Sin embargo no puedo evitar venirme un poco abajo cuando veo que esto en realidad es la excepción, y que los que actúan de forma opuesta obtienen ventajas de ello.

Por ejemplo, la labor de los periodistas debería ser hacer preguntas para obtener las respuestas, no al revés, como ocurre hoy en día. Los periodistas que se posicionan son los que consiguen notoriedad… y muchos acaban siendo tertulianos, es decir, creadores de opinión profesionales.

Me temo que la gente elige qué radio escuchar, o qué periódico leer no para formarse una opinión bien informada, sino para encontrar información (y opinión) que coincida con la que ya tenía.

Así parece que es la sociedad. Es frustrante exponer un argumento sobre algún tema para ver que a nadie le importa realmente, porque todos tienen ya su opinión formada. ¿Para qué tomarse la molestia?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en personal, política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Dogmas

  1. Pues sí, de hecho cambiar de opinión algunos lo consideran un signo de inseguridad o de no tener las ideas claras… Yo como solo sé que no se nada y no pretendo aparentar otra… no me gusta el pensamiento polarizado… así que intento aplicar el: a callar, que total da igual x’D

  2. Manu dijo:

    El bueno de Sócrates… qué razón tenía.

  3. Pingback: Retrospectiva | Lo que pienso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s